Por qué no me gusta Kim Dotcom

Lo reconozco. No me gusta Kim Dotcom. Ni un pelo. ¿Por qué? Es bastante sencillo. En realidad, no me gusta desde el affaire Megaupload.

Resulta que el Gobierno de EEUU cierra Megaupload, detiene a Dotcom y borran todos los archivos (todo de manera bastante irregular). Curiosamente, Dotcom y Megaupload se convierten de repente en los héroes de Internet. ¡Es un ataque a la libertad de expresión!, llegaban a bramar algunos.

También de forma muy peculiar, empiezan a salir informaciones de un proyecto que estaba preparando Dotcom, que “iba a destronar a las discográficas y a cambiar el modelo de distribución de música en Internet”. Megabox, se llamaba. Regocijaros, artistas. Como no iba a ser menos, salieron teorías de que “a Dotcom le han detenido porque iba a sacar Megabox”. Pero qué casualidad que casi nadie hubiese oído hablar de Megabox hasta que no cerraron Megaupload, ¿verdad?

Ahora llega Mega, un servicio que se ha publicitado como lo más de lo más pero que de momento no es más que una web donde subir archivos y compartirlos. Y dicen que compite con Dropbox y similares. Ja. La única ventaja es el espacio de almacenamiento, porque la seguridad de alto nivel es más para proteger a Mega que a los usuarios. Eso sí, para muchos es “la salvación de Internet”.

Dotcom es muy listo, pero también muy populista. Ha sabido enarbolarse la bandera del salvador de Internet a la perfección, siendo perfil en Twitter el mejor ejemplo de cómo hacer una gran campaña de comunicación. Ha conseguido relacionar Mega y su trabajo con la libertad en Internet. Es tan majo que hasta quiere cifrar medio Internet para evitar que los gobiernos nos espíen. Ah, y no puedo acabar sin mencionar que el hombre este se cree las estadísticas de Alexa (sólo daré una razón de por qué Alexa es inútil, además de que he verificado con estadísticas propias y no tiene nada que ver: su muestra son los usuarios que se instalan su barra de herramientas. Estadísticamente, esa muestra es una absoluta basura, con vete tú a saber cuánto sesgo y desviación de lo que sería una muestra real de usuarios de Internet)

Y ahora que ya he hablado de Dotcom, explicaré por qué no me gusta. Primero, enarbolarse la bandera de “protector de las libertades de Internet” sin haber hecho absolutamente nada por Internet. Megaupload no tenía nada de especial que no tuviese Rapidshare, por ejemplo. ¿Por qué uno sí y otros no? Hay gente que ha hecho muchísimo más por la libertad de Internet que este personaje. Sin ir muy lejos, Stallman ha hecho más por la libertad del software (y de Internet por ende) de lo que hará nunca Dotcom. Podemos concretar más e ir a Tim Berners-Lee, creador de la WWW y del protocolo HTTP. E incluso, si quieres meterte en temas de compartir archivos, hablemos de Bram Cohen, el creador del protocolo BitTorrent. Este hombre ha creado un protocolo que ha servidor para crear programas que te servían para descargarte música, pero también sirven para (por poner un sólo ejemplo) hacer las actualizaciones de servidores de Twitter y Facebook.

Pero el héroe es Dotcom.

Segundo, por lo oportunista que es. ¿Por qué sólo hablar de recompensar a los artistas cuando las cosas se pusieron feas? ¿Por qué no antes? Pero claro, es que Megaupload no ganaba casi dinero, y seguro que tampoco sabían que la gran mayoría de archivos compartidos estaban protegidos por derechos de autor, por eso no hicieron nada.

Tercero, por la farsa de Mega. “Tus archivos están protegidos”. Perdón, pero eso es una patraña. Ya lo dije en el post sobre la seguridad de Mega, pero están tan poco seguros en Mega como en Dropbox o SkyDrive. Los tres comparten lo mismo: si quieren leer tus archivos, pueden hacerlo. Tienen tu clave. Punto. Pero Mega tiene cifrado de tropecientosmilbits y varias capas y… Ya. Esas protecciones son para Mega. Ojos que no ven, corazón que no siente, como se suele decir. Si no saben qué se sube a su servidor, no pueden ser responsables de nada. El cifrado no es para tu seguridad. Si de verdad quieres seguridad, cifra tus archivos en tu ordenador con tu clave y no compartas esa clave con nadie. El problema es que Mega no explica esto, así que están consiguiendo que la gente se crea que son lo mejor de lo mejor.

En resumen, me parece un señor que ha visto cómo usar el tema de las libertades de Internet a su favor para ganar más dinero. Y el resto le siguen.

Antes de acabar, un post relacionado sobre el tema: Contra el Dotcomismo, de Antonio Ortiz.

PD: Pensaba que este fuese un post corto. Parece que cuando me enciendo me resulta imposible no excederme de palabras.

2 thoughts on “Por qué no me gusta Kim Dotcom

  1. No creo que todos crean que Dotcom es un Robin Hood del Internet, solo se vende bien, realmente antes del cierre de megaupload ni siquiera lo conocía, ahora tengo cuenta en MEGA, pero todavía no le pillo la utilidad, ademas siempre he dicho que no hay como mi HDD para guardar mis cosas importantes, creo q MEGA lo utilizare como uso Dropbox, solo para guardar cosillas de paso.

  2. Me alegro de no ser el unico con esa vision de Dotcom. Realmente, la palabra que mejor le define es “oportunista”.
    PD. Enciendete, eso tan solo demuestra que eres humano. Pero no te olvides de relajarte, hay demasiados “Dotcoms” por ahi, y si tuvieramos que acalorarnos con todos, esto seria la guerra… ;)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>